agosto 18, 2012

“Cuando mi mamá lava”



_Mamá, ¿quién es la Luna? Pregunté este Domingo al levantarme, justo después de la salida del Sol.
_La Luna es un satélite de la tierra. _ dijo ella trajinando en la cocina. _ ¿Y qué significa la palabra satélite? Quise entonces saber yo.
_ Verás, imagina que estás en el cielo dando vueltas y vueltas despacito sin parar, alrededor de la tierra. Eso es un satélite, un cuerpo que gira alrededor de un planeta. Contestó mi madre mientras recogía la ropa sucia para lavar, como todos  los domingos bien temprano.
Entonces imaginé ser la Luna, y dando vueltas muy lentas pero cada vez más vueltas, caí de repente al suelo mareada  sobre el bulto de ropas, que mamá tenía ya a su lado para comenzar a lavar.
Enredada entre camisas y pantalones; blusas y sayas; toallas y sábanas, volví a preguntarle:
_ Mamá, ¿si la Luna da muchas vueltas se cae? Sin dejarle contestar seguí preguntando: _ ¿se rompe?
_La Luna se parece mucho a ti. _me dijo. Es como una gran pequeña, alegre y preguntona. Sale a pasear en las noches para cuidar de nuestros sueños. Baila, gira, brilla, canta. Mientras cumple su tarea, dando vueltas alrededor de la tierra, mirándole siempre de frente y directo a los ojos. Es hermosa, mucho más pequeña que la Tierra, y aunque la veas brillante, realmente es oscura.
Otra pregunta tuve que hacer _ Si anda tan sola es porque no tiene amigos. ¿El Sol no es amigo de la luna? Insistí preocupada.
Entonces mamá  me contó esto que les quiero contar:
_ Claro que si mi niña, tiene muchos amigos que forman el Sistema Solar. Presta atención: Un domingo, la Luna quiso jugar con su amigo el Sol, adelantando todos los relojes del Universo dos horas. ¡Juguetona, vanidosa! quería estar más tiempo danzando alrededor de la tierra.
Tanto tiempo estuvo danzando, que los abuelos… y las abuelas también, decidieron escribir una protesta al Planeta Tierra, que es el responsable del Sistema Solar. En la carta, las mamás explicaban que el tiempo pasaba y pasaba, sin que pudieran secar la ropa que habían lavado el día anterior. Casi llegaba el lunes y los niños y las niñas no tendrían listos, sus uniformes escolares. Tampoco los adultos saldrían a trabajar. ¡ Y el mundo se pararía!
 Porque mientras la Luna trabaja alumbrando la noche, el Sol cumple las tareas de darnos luz y energía, durante el día. El Sol es la Estrella, de todos los planetas. Desde allá arriba controla el día y la noche. Muchas más tareas importantes, tiene para cumplir el Sol.
Cuando ya se acercaban los relojes al nuevo día, el Sol aún no estaba listo. Entonces la Tierra que danza más rápido que la Luna, tomó al Sol por uno de sus rayos y lo colocó en su lugar. Justo delante de la Luna, y antes de la hora acostumbrada.
Todos en  el Planeta Tierra, corrieron y corrieron a cumplir  la misma tarea. Esa que me  dejarás tú hacer ahora mismo y antes de que se oculte el Sol.








1 comentario:

  1. ¡¡Que bonito...!!
    Me encanta como explicas las cosas a los niños

    ResponderEliminar

Ya sabes a los peques nos encantan los estímulos así que unas palabritas tuyas en el Blog vendrán de maravillas. Gracias Jorgito,Teca y Mila.