junio 02, 2010

Exclusión. (microrelato)

Exclusión: Ella cubana. El, de cualquier lugar donde pudiera amarse sin límites, ni ideologías. Lograron enredarse en un idilio sin fronteras geográficas. Ella negra, él blanco. Se querían aunque la exclusión no les dejó brechas para integrarse al mundo contemporáneo. Lucharon, prolongando su amor más allá de sus cuerpos. Ele, el hijo deseado, mezcla de blanco y negro. Sin color definido, o mejor, determinado por el espacio. Para Cuba blanco. En Europa negro. Ele se sabía heredero del criticado idilio. Sufría, más no por eso. Ele ¿hombre?... quizás mujer. Padecía el desprecio de su cuestionado sexo. Se casó en Europa, sin dejar de ser lo que siempre fue. No pudo prolongar su paradójica especie, se llenó de odio hacia todos y todas, en especial a la mujer que despreció su incomprendido sexo. Ele legitimo fruto del amor, trató de prolongar su estirpe. Adoptar era su solución. Le negaron también eso. No por la duda de su sexo, lo negaron por ser cubano. Podría… ¡ser un “pichón de comunista”!. Eso declaró aquel mundo desarrollado. Odió la especie, el sexo, los mundos divididos y los sistemas sociales. Empleó fuerzas en hacer un monumento al amor lanzándose al Universo, para llegar a ser un “ paria incoloro (a) ciudadano del mundo”. Mila/Junio/2010

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ya sabes a los peques nos encantan los estímulos así que unas palabritas tuyas en el Blog vendrán de maravillas. Gracias Jorgito,Teca y Mila.